Trabajo acompañó las actividades en el Día Internacional de la Mujer

En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Secretaría de Estado de Trabajo a través del área Género y Empleo, participó de las actividades desarrolladas en la plaza Alsina de la capital rionegrina.

En la ocasión se entregó material informativo sobre las misiones y funciones del área, que resultó novedoso entre las personas presentes.

La coordinadora de Género y Empleo, Belén Scalesa, destacó la presencia del organismo en el acompañamiento en lo que refiere a una fecha para reivindicar los derechos de las mujeres, y proclamar por los que aún falta.

Scalesa brindó datos respecto a las desigualdades en el trabajo que persisten en el país. Sostuvo que “la brecha salarial entre varones y mujeres es en Argentina del 27,2%, una de las más altas de Latinoamérica”. En este sentido, aclaró que  “del porcentaje anterior el 12,6% de la brecha salarial puede ser explicada por elementos que corresponden al mercado de trabajo y el resto se explican, según el INDEC, debido a que las mujeres destinan casi el doble de tiempo que los varones a las tareas domésticas no remuneradas.”

A su vez, Scalesa explicó que “casi el 90% de las mujeres realizamos estas labores mientras que la participación de los hombres apenas supera el 50%. Otro factor no cuantificado es la segregación laboral, que nos excluye de participar en ciertos sectores económicos que se perciben como más masculinos, limitando nuestras decisiones a la hora de elegir un trabajo (este fenómeno es conocido como “paredes de cristal“).

Cabe recordar que el Día Internacional de la Mujer se conmemora para recordar a las 140 mujeres trabajadoras que perdieron la vida en un incendio en una fábrica de Nueva York, hecho que colocó en la agenda internacional los derechos de las mujeres trabajadoras.

Esta es una fecha para evaluar la condición y la posición de las mujeres en cada país, en cada Estado, en cada municipio, en cada ciudad. Para exigir al Estado que cumpla con los compromisos internacionales de derechos humanos de las mujeres, para pedir que rindan cuentas los avances, los logros, como así también, los retrocesos y retos.