Con intervención de Trabajo se destrabó el conflicto de transporte urbano en Bariloche

La Secretaría de Estado de Trabajo convocó al Municipio de Bariloche, a la empresa prestataria del servicio de transporte urbano y al gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA), con el fin de arribar a un acuerdo para que se normalice el servicio.

El encuentro de ayer fue presidido por la delegada Zonal de Trabajo, María Paula Meira.

Ante la consulta de los funcionarios municipales sobre las medidas adoptadas, los trabajadores explicaron que la retención se debía al mal estado de las unidades de transporte y que las mismas no cumplían las condiciones para funcionar.   

Luego de un intercambio de diferentes posturas, con la mediación de la delegada de Trabajo, se alcanzó un acuerdo entre las partes.

En este marco, los funcionarios municipales se dirigieron hasta los talleres de la empresa para constatar las unidades de transporte, como verificación  del estado de las cubiertas, funcionamiento de frenos, luces y dirección, y documentación vigente (seguro y verificación técnica).

Se confirmó que a la fecha se encuentran en circulación 30 unidades de transporte urbano de las 38 que posee en total la firma para su funcionamiento.

Por la Municipalidad estuvieron presentes en la audiencia el jefe de Gabinete, Pablo Chamatropulos; el Secretario de Tránsito y Transporte, Carlos Cattini y la asesora letrada de la Municipalidad de Bariloche, Natacha Vázquez. Por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) asistió en carácter de secretario general, Marcelo Iarlori; acompañado por delegados gremiales y el asesor letrado del gremio, Sebastián Arrondo. Por parte de la empresa Autobuses Bariloche asistieron el apoderado de la firma,  Alfredo Iwan; junto a la jefa de Recursos Humanos, Deborah Jeldres.